Este 27 de enero de 2017 cumplió 60 años el artista Frank Miller; a quien le debo el gusto por las ilustraciones a blanco y negro, y particularmente uno de mis modelos a seguir en lo que al estilo de dibujo se refiere. Opiniones tenemos todos pero personalmente, defino a Miller como Mentor, Rolemodel, Pionero, Controversial, sencillamente un GENIO.

Frank Miller comenzó a revolucionar en Marvel salvando a Daredevil de la desaparición en los 80, convirtiéndolo en el oscuro personaje que conocemos y dándole los tonos actuales que tiene el justiciero invidente. Algo similar hizo en DC, contribuyendo a crear la leyenda del Batman moderno con las joyas Year One (novela que inspiró a Chris Nolan a realizar Batman Begins) y la saga The Dark Knight Returns (de donde Snyder sacó muchas ideas para Dawn of Justice), quitándole el sabor amargo del Batman campy de los 60 y los bati-gadgets que ya estaban convirtiéndolo en más chiste que héroe./

                         

En una entrevista que le realizaron en 2008 narraba sus aventuras: «cuando llegué a New York, me aparecí con un montón de muestras, cómics de tipos con abrigos y autos viejos y cosas así. Me preguntaron: ¿dónde están los chicos con mallas? y tuve que aprender a ilustrarlos así. Pero en el momento que comenzaron a publicar, Gene Colan dejó Daredevil, me di cuenta que iba a ser mi forma secreta de crear cómics de detectives y crímenes, con un superhéroe en ellos; así que los hice de esa manera» . Fuente: http://www.filmjournal.com/node/1965

No podría nombrar todas las hazañas de Miller en el mundo del cómic porque este post no terminaría; pero comenzó a estudiar la cultura japonesa para influenciar los trabajos y las artes marciales en Daredevil y gracias a ello creó la joya Ronin en los 80; luego mató (y revivió) a Elektra; revivió (comercialmente) a mis dos héroes favoritos Batman y Daredevil, procedió a crear algunas miniseries y novelas cortas hasta que dió con el estrellato (o al menos con estas obras lo comencé a conocer) con Sin City, que narra el día a día de una ciudad en decadencia, pueblo sin ley donde mandan las armas, los excesos y la corrupción a pesar de algunos ápices de honor que tienen ciertos residentes, y 300 donde narra de manera metafórica y bastante exagerada, la batalla de Termópilas, y que gracias al sacrificio de Leónidas y sus soldados pudieron dar el primer paso para ganar la guerra a los persas.

 

Los grandes artistas no están exentos de controversia, sus grandes obras son altamente criticadas por algunos críticos pseudo-eruditos del cómic y otros colegas artistas detractores. Alan Moore a pesar de ser gran amigo de Miller, le criticó Sin City por su alta violencia, misoginia e insultos homofóbicos. La novela Holy Terror fue criticada por ser anti-islámica y la joya 300 fue criticada por carga homoerótica en algunas escenas e inexactitud histórica.

Últimamente he visto a Miller en fotos y tiene un estado físico super deteriorado, si mal no recuerdo leí que estaba batallando contra el cáncer sin embargo busqué información oficial y no he dado con su vida. Es mejor así, que los medios no se enfoquen en su vida personal y lo recordamos por todo lo bueno que ha hecho en la industria, en 2015 entró al Salón de la Fama Will Eisner por sus logros en el mundo del cómic. De su estilo noir y sus novelas gráficas poco convencionales que influenciaron el arte de su servidor acá, solo me queda decirle Gracias Frank!

Stan Lee junto a Frank Miller en Feb.2016

Acerca del Autor Ivan Izquierdo

Ilustrador. Generación '86. Oriundo del llano pero no sé montar a caballo. Creyente en el equilibrio Ying Yang entre Marvel y DC