Voy a comenzar una historia que podría generar controversia, el ciclo eterno del ascenso y caída de las temporadas del cine de superhéroes; así que preparémonos … ¡Se avecina una tormenta de arena!

NOTA: Recuerden que es un post de opinión por lo que muchos podrían no estar de acuerdo con mis críticas al cine cómic.

El cómic ha influenciado al cine desde tiempos inmemoriales, ni pista tengo de cuál fue la primera película basada en una historieta, estuve leyendo y el primer registro que conseguí fue de una peli argentina llamada «Fulmine» estrenada en 1949 y basada en un cómic.  Pero si hablamos de la historia del cine y el cómic este post tendría como 20 tomos de enciclopedia; vayamos a lo que conocemos: ¡Hollywood y los superhéroes!

En ese aspecto se maduró enormemente a nivel de marketing luego de su primer blockbuster, el que le dio fuerza a los directores para decir «¡si podemos lanzar un héroe al cine!», el inmortal SUPERMAN. En el año 78, Richard Donner se arriesgó a llevar una película de superhéroes de alto presupuesto, la cual se vuelve un patrimonio en la historia del cine, tanto por sus efectos especiales como por su banda sonora (repitiendo el hit en 1980 con Superman 2 pero bajando la calidad de la saga en su 3ra entrega), y adicionalmente a dar el boom al cine de superhéroes a pesar que el éxito en esa taquilla era poco, el mercado poco explotado.

Eso si, debemos estar claros en algo: La película de Batman de 1966 por muy campy que haya sido, marca un hito en su epoca, el Batman groovy a pesar que sea bueno o malo, fue un éxito.

Llegan los 80 y llovieron las películas de acción y aquellas basadas en cómics que quisieron aprovechar la fama de la taquillera Superman no logran un impacto salvo algunas excepciones (Conan y Flash Gordon entre otros); ocurre lo que se veía venir: cae la franquicia «S» en el 87 por la desastrosa Superman 4. Marvel seguía sin atinar en la taquilla con varios desastres como por ejemplo Howard the Duck, quedándose enclaustrada en las teleseries y las películas para TV (sigue teniendo éxito Hulk con Bill Bixby y Lou Ferrigno).

No fue sino hasta el año 1989 DC Comics se arriesga a lanzar un héroe a la pantalla y resulta ser un éxito; de la mano de Tim Burton, con dos estrellas como héroe y villano, Michael Keaton contra el respetado Jack Nicholson respectivamente, –siendo la primera película que vi en el cine se convirtió en mi superhéroe favorito- BATMAN. No solo relanza la franquicia y vuelve a poner el cine cómic en la palestra sino que revive comercialmente a Batman y lo convierte en el personaje que conocemos actualmente.

Considero que a partir de ese hit, Hollywood está obligada a lanzar al menos una supertaquillera de superhéroes cada temporada PERO Hollywood no aprende y en vez de entregar todo a cuentagotas, satura el mercado con películas basadas en cómics y superhéroes, cae nuevamente el mercado y baja tanto la calidad de dichas pelis como la cantidad. Pasan a ser relegadas a series, pilotos de TV, películas de bajo presupuesto o películas que no recaudaban ni la mitad de su presupuesto. Dentro de todo ese cementerio de películas malas aparecen «flores de pantano», joyas donde podemos rescatar Las Tortugas Ninja (1990-91-93), El Cuervo, La Mascara, Timecop (1994), Spawn (1997) y Blade (1998).

En el año 2000 llega el primer hit taquillero del mundo Marvel luego de Blade, y su primera familia de superhéroes llevada a la pantalla de forma exitosa: X-MEN, se cambian los roles y DC comienza a perder terreno en la batalla contra Marvel. Llegan al cine éxitos de Marvel como: Spiderman (2002), X-Men 2 (2003), Spiderman 2 (2004), junto con algunos resbalones (Daredevil, Fantastic Four, Blade 2 y 3, X-Men 3, Elektra, Hulk, Spiderman 3, entre otros). Marvel satura el mercado, la gente se aburre, DC Comics parecía haberse quedado sin buenas ideas; se rescatan de esa época películas hito como Watchmen, V for Vendetta, Sin City y 300…

… Hasta que Christopher Nolan en el año 2005 lanza la 5ta sinfonía de Beethoven, el alma máter del cine superhéroe moderno: La trilogía The Dark Night: Un Batman más humano, golpeado, que arma su arsenal sin volverlos bati-gadgets rebuscados, un Christian Bale que acierta en ser un Bruce Wayne dolido pero buscando la paz interior. La trilogía de Batman dirigida por Chris Nolan, se convierte en la película de superhéroes con mayor cantidad de galardones, incluyendo 8 nominaciones al Oscar y un premio póstumo a Heath Ledger como mejor actor de reparto.

Todo tiene un pro y un contra: DC sigue sin lanzar al cine un buen personaje que no sea Batman. Mientras DC seguía lanzando desastres de taquilla como La Liga Extraordinaria, Catwoman, Constantine (aunque a mi me gustó), Superman Regresa, Linterna Verde entre otros; Marvel arranca el ambicioso proyecto MCU: Marvel Cinematic Universe, lanzando supertaquilleros a la pantalla como Iron Man, Guardianes de la Galaxia, Dr Strange, Captain America, Thor y la aparición de un etcétera de personajes; DC comienza a dar señales de revivir con el DCEU: DC Extended Universe, y lanza un magnánimo proyecto tan polarizado que parecía haberse salido de manos: Man of Steel (con Henry Cavill como un controversial y sentimental Superman) y Dawn of Justice, donde hacen un reboot de Batman (con un logrado Ben Affleck que se vuelve Batman a perfección), además aparece en el cine por primera vez en décadas Wonder Woman; y dan luz verde al nacimiento de la Liga de la Justicia.

Estamos en 2017, el ciclo comienza a cumplirse, se satura el mercado de películas buenas, malas, taquilleras, teleseries, pero al parecer para que sea un éxito, todo tiene que ser de superhéroes o basado en un cómic. Incluso yo soy que fan del mundo friki quisiera ver otra cosa en el cine que no sea un refrito de ideas reusadas. Soy de los que prefiere calidad a cantidad. Marvel luego de Infinite War no parece tener nada planeado y se ha quedado sin ideas, DC comienza a tomar vuelo con su Universo Cinematográfico, X-Men va en picada, Hugh «Wolverine» Jackman se ha retirado, un Deadpool que se nota que se desvanecerá en el recuerdo con el tiempo…

¿Qué nos depara el futuro en el cine de superhéroes?

Si desear dar tu opinión de este post hazlo saber usando los comentarios, o simplemente usando nuestro formulario de contactos te responderemos lo más pronto posible.

Acerca del Autor Ivan Izquierdo

Ilustrador. Generación '86. Oriundo del llano pero no sé montar a caballo. Creyente en el equilibrio Ying Yang entre Marvel y DC