No voy a vender a Doctor Strange como un personaje icónico de Marvel, más en esta aventura de la guerra del infinito es más que necesario.

Strange es la clave para que personajes como los vengadores que luchaban como mucho con extraterrestres y con semidioses Asgardianos ahora tienen el problema de seres místicos que pretenden destruir el espacio tiempo.

Comenzaré a hacer la crítica dividiéndola en los elementos vitales para una película.

La historia: bastante apegada al comic, más no al 100% como ya nos está acostumbrando Marvel a hacer, más esta vez el problema es la forma de llevarla, hubo momentos muy lentos y medio absurdos; y por otro lado momentos llenos de tensión y de ponernos a pensar muchas cosas. La base de todo es que hay un mundo más allá de lo que nuestros 5 pobres sentidos nos hacen vivir.

Los personajes: Otra vez el universo cinematográfico Marvel sigue con el empeño de hacer cambios bruscos en lo que representa a los personajes, tanto sus etnias como sexo.

La mística Ancestral según el comic era un anciano tibetano, ahora forzaron a que sea una mujer, pero no cualquier mujer, eligieron bien a la actriz de carácter fuerte, pero con rasgos de relax que da a entender a alguien con muchísima sabiduría, pero con algo escondido. Tilda Swinton cargo con esta polémica no tanto por ser mujer sino por hacer caucásico a un personaje asiático llevando a su actuación a un límite de eclipsar al actor principal, más el tiempo que duro en la película fue perfecto para que Strange siga con el protagonismo.

Mordo fue otro personaje polémico por el cambio de etnia, muchas veces MCU no se da cuenta que esto muchas veces es un error cuando tienes un público tan poco tolerante con respecto a sus héroes y villanos. No les basto con el graso error de Johnnie Storm en Fantastic Four, ni la apuesta del cambio de Ancestral, pero con Mordo lo que paso es que ubicaron a un actor para mi gusto más dramático que un representante de un mundo tan complicado como el mundo Marvel. Y ahí está el error, no dio profundidad al personaje, no le dio malicia y sobretodo lo hizo débil y hasta cierto punto un llorón.

Kaecilius fue después de Strange el personaje más apegado y mejor llevado por el actor, el gran Mads Mikkelsen, pero en la historia es poco aprovechado, se ve más como un lacayo más que el antagonista de la película.

Dormammu, ok… ¿Se querían burlar de los fans con este personaje?, parecía más un godzilla en el mundo del arcoíris que el brutal Dormammu que vemos en los comics, la gran dimensión oscura tiene más luz que una discoteca. ¿Qué rayos paso acá? No se sabe a ciencia cierta, pero Marvel sigue con su gran caos de que después de Loki no hay un villano decente en sus películas (ojo en las series es otra cosa)

Strange, sinceramente dieron en el blanco, así como en su tiempo fue con Downey Jr y Stark ahora nace otro actor que se casara con su personaje porque aparte del súper parecido físico, Benedict Cumberbatch imprimió una excelente personalidad sarcástica y fanfarrona en cierto aspecto. No puedo dejar de imaginarme cuando se encuentre con Stark más adelante. Y después en el corto postcréditos cuando se le ve con guantes amarillos ahí uno sale totalmente satisfecho del actor.

Efectos especiales: Totalmente lo que se robó el show en la película sensación de una combinación entre Matrix, Trainspotting e Inception. Muy espectaculares y bien llevados, no sobrecargan la película, el único manchón la dimensión oscura al estilo ositos cariñosos. Vale la pena hasta verla en IMAX.

¿Qué nos deja Dr. Strange? Pues muchas cosas agradables, un personaje bien apegado a su comic, un mundo lleno de dimensiones paralelas y rupturas de espacio tiempo; y sobretodo una gema del infinito el cual es el ojo de Agamotto el cual para mi gusto también es un invento arriesgado por parte de Marvel de forzar a que las piedras del infinito están donde a ellos les da la gana.

Si desear dar tu opinión de este post hazlo saber usando los comentarios, o simplemente usando nuestro formulario de contactos te responderemos lo más pronto posible.

Acerca del Autor Marco (Tony) Echeverria Mujica

Nacido en Acarigua estado Portuguesa, Ingeniero en informática viviendo en Quito Ecuador, fanático del cine y de los comics. Toda una jollita a la hora de gastar bromas.