Esta vez sí es la definitiva. Tras meses de rumores, de actualizaciones por parte del equipo de producción, y de fotografías del propio estudio, James Wan ha dado un paso al frente para intentar cumplir con las expectativas. El panel de Warner Bros. para la Comic-Con era uno de los más esperados de este año ante la ausencia de Marvel, y el plato principal era sin duda “Aquaman”.

Con un buen recibimiento por parte de los fans de las últimas imágenes, y especialmente del póster, todo parecía apuntar hacia el gran momento. Y de esa forma el Hall H de San Diego se ha inundado.

Durante la presentación en la que estaba presente el propio Wan, y el reparto liderado por Jason Momoa y Amber Heard, el estudio ha liberado el esperado primer tráiler de la película. Un Arthur Curry exiliado de su hogar sin saberlo aprende poco a poco a usar sus poderes, y a comprender de dónde viene, hasta que termina sumergido en una trama política que no solo enfrenta a Atlantis con los reinos colindantes, sino también con el mundo de la superficie. De por medio Mera pasa de ser un obstáculo a un apoyo fundamental para un héroe llamado a ser rey.

En unos pocos minutos queda demostrado que esta película será la más impactante a nivel visual de todo el Universo Expandido DC. Tras el fracaso de “Justice League”, el estudio buscará la salvación con un personaje que aunque en un principio no estaba destinado a tener demasiado protagonismo, se ha terminado convirtiendo en el último flotador de salvación para todo el universo cinematográfico. Ahora solo queda esperar a que las piezas terminen de encajar, y estas Navidades sea el inicio de un viaje con mucha proyección.

Acá el tráiler…

Si desear dar tu opinión de este post hazlo saber usando los comentarios, o simplemente usando nuestro formulario de contactos te responderemos lo más pronto posible.

Acerca del Autor Marco (Tony) Echeverria Mujica

Nacido en Acarigua estado Portuguesa, Ingeniero en informática viviendo en Quito Ecuador, fanático del cine y de los comics. Toda una jollita a la hora de gastar bromas.